El Lenguaje Corporal de los Perros

¿Cuántas veces te has preguntado que estará pensando tu perro o que quiere decirnos? ¿Conoces el lenguaje corporal de tu perro?

Hoy vamos a hablar del lenguaje corporal de los perros, por qué hacen según que cosas y que quieren transmitir al hacerlas.

14 Signos de Calma de los Perros

Hay multitud de signos corporales usados por los perros para comunicarse con nosotros y hoy vamos a hablar de los más importantes y como podemos usarlos nosotros en algunos casos para transmitirle un mensaje más claro y así mejorar nuestras sesiones de adiestramiento.

Los signos de los que hablaremos hoy son signos de calma. Signos con los cuales nuestro perro quiere transmitir a otros perros y a nosotros mismos, que no quieren problemas y que quieren que nos calmemos. Signos, como algunos dirían, de sumisión.

Dejaremos para el final del vídeo los signos que nos pueden resultar más útiles para educar a nuestro perro y ejemplos de situaciones en los que podemos usarlos.

Vamos allá!

Lamerse el hocico.

Esto lo hacen mucho los perros cuando se encuentran en situaciones incómodas. Un ejemplo es cuando nos acercamos mucho a ellos, les abrazamos y les hablamos con voz cariñosa (estridente). Esto, contrariamente a lo que pensamos, les crea estrés y nos lo comunican lamiéndose la trufa. Con esto, nos están pidiendo que nos calmemos.

Bostezar.

Esto es un caso parecido al de lamerse el hocico, pero lo suelen usar cuando se encuentran en una situación incómoda en la que no están envueltos directamente. Un ejemplo de esto es cuando hay una discusión en casa entre miembros de la familia. Si el perro bosteza más veces de lo que podemos considerar normal, nos está comunicando que nos calmemos, por qué le estamos provocando estrés.

Girar la cabeza.

Esto lo vemos muchas veces junto al lamerse la nariz. Cuando nos acercamos a nuestro perro y este gira la cabeza, nos esta haciendo entender que no está cómodo y que preferiría que le diéramos un poco más de espacio.

La reverencia.

Cuando nuestro perro hace lo que vulgarmente conocemos como la reverencia, puede querer comunicarnos dos cosas con significados muy distintos.
Si hace la reverencia quedándose quieto y relajado, está indicando que quiere que nos calmemos y que no se encuentra 100% cómodo.
Si por el contrario, hace la reverencia de una forma activa y con movimientos rápidos, nos está indicando qué quiere juego y no quiere imponerse ni a nosotros ni a otros perros. Qué quiere jugar sin buscar liderazgo.

Olfatear

Esto sería lo equivalente en los humanos a hacerse el disimulado para que no lo vean. Me explico. Esto lo suelen hacer mucho los perros cuando están en un sitio y de golpe varios perros se le acercan. Si tu perro no se siente cómodo con tanto intruso de golpe, en muchas ocasiones, se ponen a olfatear como si la cosa no fuera con ellos.

Curva de aproximación

Lo normal en perros que se presentan por primera vez no es ir directo el uno hacia el otro, esto puede desembocar en pelea, ya que dirigirse a otro perro en línea recta es visto como un acto de dominancia.
Por lo general, dos perros que se presentan por primera vez, tienden a hacer una curva y olfatearse por detrás.
Esto nos indica que en un principio, no quieren problemas el uno con el otro.
Por el contrario, si van directamente cara a cara, es muy probable que la cosa acabe en pelea o riña.

Arquear el lomo y meter la cola entre las patas

Esta el la clásica posición que un perro toma cuando quiere indicarnos que no quiere problemas.
Es una posición similar a la reverencia pero con el rabo entre las patas. Esto lo hacen para bloquear las glándulas anales y así pasar más desapercibidos en tema de olores. Es como si se escondiesen olfativamente hablando.
En casos extremos, esta posición suele venir acompañada de lamerse la trufa, girar la cabeza y dar la espalda.

Mover la cola

Mover la cola no siempre quiere decir juego cómo muchos pueden pensar. Cuando un perro mueve la cola con las orejas para atrás y la cabeza agachada, nos está indicando que no es una amenaza y que quiere que nos calmemos.

Interponerse

Esto se da muy a menudo cuando hay 3 o más perros jugando.
Cuando dos de ellos llevan el juego demasiado lejos en términos de energía, muchas veces, un tercero acude a poner calma interponiéndose entre los ellos.
En algunos casos, puede incluso parecer que este busca pelea, pero nada más lejos de la realidad. En la mayoría de casos, lo único que busca es calmar a los otros dos perros.

Sentarse

Algunos perros, cuando se sienten incómodos frente a otro perro o persona, tienden a sentarse para mostrar que no quieren saber nada del asunto y que se les deje tranquilos. Esto suele darse junto a girar la cabeza.

Echarse

La mayor expresión de sumisión de un perro es echarse panza arriba. Con esto, nos indican que no son una amenaza y que quieren que nos calmemos. Esto lo realizan frente a otros perros y también con las personas.
Hemos dicho al principio que explicaríamos al final como usar algunos de estos signos para comunicarnos con nuestros perros y así conseguir mejorar nuestros entrenamientos. Pues bien, este es el primer caso que nos puede ser muy útil.
Cuando por cualquier motivo necesitamos coger a un perro muy asustadizo que no deja que nos acerquemos. La mejor forma de proceder es conseguir que él se acerque a nosotros. Esto será mucho más fácil si nos tumbamos boca arriba y esperamos que él se acerque.
Las posibilidades de que un perro asustadizo se acerque a nosotros se multiplican por mil si nos tumbamos boca arriba y le damos la espalda (este es otro signo del que hablaremos a continuación).

Dar la Espalda

Los que habéis visto nuestro vídeo de cómo evitar que vuestro perro os salte cuando llegáis a casa ya sabréis por donde van los tiros.
Cuando un perro le da la espalda a otro, le está indicando que quiere que se calme, que no quiere problemas con él.
Esto es muy útil para nosotros cuando nuestro perro está muy nervioso, como cuando llegamos a casa. En estos casos, al darle la espalda al perro, le estamos indicando que queremos que se calme y lo estamos haciendo en su lenguaje.

Y los dos últimos son:

Movimientos lentos e Inmovilizarse

Cuando un perro quiere que nos calmemos, realizará movimiento lentos llegando incluso a inmovilizarse en algunas ocasiones.
Esto es muy importante y hay que tenerlo en cuenta en las sesiones de adiestramiento.
Si entrenamos a nuestro perro con refuerzos negativos, es muy probable que realice los ejercicios más despacio e incluso, nuestro carácter violento, puede llegar a inmovilizar al perro. Por eso es tan importante que usemos siempre el adiestramiento en positivo.
Aparte de por ser lo más humanamente correcto, conseguiremos mejores resultados.

Como bien podéis ver, todos estos signos de comunicación tienen su lógica en el mundo animal y en muchos casos, si los analizamos, tienen mucho en común con nosotros.

ÚNETE A NUESTRA SECCIÓN VIP. ES GRATIS?


Te informamos de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Enric Rodríguez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Godaddy Inc. (proveedor de hosting con sede en 14455 N. Hayden Rd., Ste. 226 Scottsdale, AZ 85260 USA). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir de los datos en enricrodriguez.com@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *